HunterStars

Capítulo 78: Himno del salón de baile

También estaba planeado que una unidad de caballeros apareciera en la habitación del primer ministro Adel, pero como se creía que representaba un potencial de combate improbable, esto fue pospuesto.

Por lo cual, cuando los caballeros irrumpieron en la habitación de Lotomago y pensaron haber obtenido el control total, una unidad de soldados de Fukaroru ya había sido colocada.

『Que... 』

En cuanto vieron dentro a 10 soldados de Fukaroru, algunos sosteniendo kusarigamas, espadas y lanzas, los 5 caballeros que entraron violentamente a la habitación se quedaron sin habla.

Por otro lado, los soldados de Fukaroru comenzaron a burlarse.

『Que lentos~』

『Con tales movimientos serian tratados como aprendices en el ejército territorial de Fukaroru.』

『Entraron sin siquiera sacar sus espadas. ¿Acaso son idiotas? 』

『Al parecer, han asignado demasiados de nosotros para esta pequeña habitación, ¿cierto? 』

『¿Te burlas de las ordenes de la directora militar Alyssa? 』

『Por supuesto que no. 』

Al escuchar a los soldados de Fukaroru clamar ruidosamente, los caballeros entendieron que estaban burlándose de ellos y gritaron 『 ¡Cállense! 』.

『¡¿Qué hacen aquí, bastardos?! Ustedes estaban a cargo de vigilar fuera del castillo, ¡¿no ?! 』

Mientras el caballero que decía estas palabras acercaba su mano a su espada, un contrapeso impacto contra su cara. Sus compañeros, al mirarlo desmayarse escupiendo sus dientes y sangrando por la nariz, no pudieron hacer nada más que quedar estupefactos.

Los soldados de Fukaroru se miraron entre sí.

『¿No estaba bien para mi interrumpir las palabras del caballero-sama? 』

『Está bien ya que los mataremos de todos modos, ¿no? 』

『Apurémonos a deshacernos de ellos y vayamos al siguiente lugar. 』

Los caballeros restantes sacaron sus espadas al ver la conducta de los soldados que no intentaban mostrar ni una pizca de respeto y se mostraban despreocupados.

『¿Ustedes, simples soldados inferiores, se atreven a levantar sus espadas contra nosotros los caballeros? 』

Esas palabras estaban destinadas a asustarlos, pero sin siquiera preocuparse, los soldados de Fukaroru dejaron que sus armas hablaran.

Debido al entrenamiento preparatorio que los soldados de Fukaroru reciben en edificios como la mansión del Señor, estos tienen experiencia en combate bajo techo. Por lo que, como un grupo que no centra sus ataques en simplemente arremeter y mover la espada, estos rodearon a los caballeros.

Un solo soldado se acercó a ellos de frente mientras que los otros lo hacían por la izquierda, derecha y atrás.

Por otra parte, los caballeros provenientes del segundo cuerpo de caballeros se dedicaban básicamente al combate al aire libre, y debido a sus amplios ataques con la espada golpeaban contra los pilares y no podían moverse como querían.

Al final, los cinco caballeros no duraron más de unos pocos minutos y fueron despedazados como Kuai. (NT: Se trata de un plato chino que consiste en finas tiras de pescado o carne cruda)

『Uh... cómo decirlo, es extremadamente espantoso... ¿En el territorio de Fukaroru luchan así frecuentemente? 』 (Adel)

Una vez que la batalla terminó, el primer ministro que se había ocultado salió silenciosamente, pero al mirar a los caballeros que se habían convertido en cadáveres miserables, se sintió un poco mareado. 

『Desde que la guerra termino no lo hacemos tan a menudo. Rara vez hay alguien actuando violentamente en Fukaroru. 』 

『Gracias a eso nos aburriremos si no vamos a expediciones. 』, dicen varios de ellos. 

『Entonces, sobre lo que hablamos anteriormente, ¿está bien si los guio ahora a la habitación del capitán Lotomago? 』 (Adel) 

『Sí por favor. Nosotros no estamos acostumbrados al interior del castillo... 』 

『Entonces apresurémonos. 』 (Adel) 

Los soldados de Fukaroru siguieron a Adel, que salió de la habitación a paso rápido. 

『Pensándolo bien, 』 

Un solo soldado murmuró. 

『Me alegro de no estar en el otro grupo.』 

Al recordad a sus colegas, que fueron asignados a otra unidad, todos estuvieron de acuerdo. 

『Que mal. Algo como correr en lugares estrechos y oscuros solamente es ideal para los asustadizos. 』 

Mientras escuchaba las risas provenientes de la retaguardia, Adel se quedó perplejo pensando si debería advertir a los soldados, pero decidió no hacerlo.

(El ya debería estar haciéndose cargo del centro de todo este incidente.) (Adel) 

Si conociera el proverbio “Una manzana podrida estropea todo el barril”, incluso Adel estaría de acuerdo con él.


『*estornudo*』

Un soldado de Fukaroru recibió miradas de compasión por parte de sus colegas, al estornudar dispersando magníficamente su saliva.

『Ugh, qué sucio. 』

『Eres un chico malo. 』

『Silencio. Casi llegamos. 』

Los soldados, que formaban una unidad de tres hombres, avanzaban a través de los caminos ocultos del castillo.

Según la orden de Hifumi, avanzaron rápidamente a un lugar específico, ya habiendo pasado mucho tiempo desde que comenzaron. El área que se les había designado estaba ubicada en el tercer piso del castillo.

No portaban ninguna armadura y el único metal en sus cuerpos era una espada atada a sus cinturas, esto con el motivo de evitar ruidos innecesarios.

『¿Tenemos el objeto antes mencionado? 』

『Lo tengo conmigo.』

Uno de los soldados mostró una pequeña bola que sostenía en su mano derecha. 

Aun dentro del oscuro camino, su color rojo podía ser apreciado claramente y su suavidad era tal que si no se tenía cuidado podía ser aplastada por los dedos que la sujetaban.

『Whoa, no lo rompas aquí.』

『Lo sé. 』

『¡Shh! ... A partir de aquí no hagan ningún ruido. 』

Después de un rato de avanzar por el sendero, teniendo cuidado de no hacer ningún ruido, pudieron ver a dos caballeros de pie sosteniendo unas luces.

Estos estaban hablando entre ellos y miraban hacia otro lado, por lo que no notaron a los soldados de Fukaroru.

『... No parece que queden muchos Caballeros reales por aquí. 』

『Varios de ellos ya han sido asesinos, pero al parecer también hemos sufrido algunas perdidas. 』

『Maldita sea... ¿el plan de Balzephon realmente funcionara? Si las pérdidas son demasiado grandes, será imposible tomar el castillo. 』

『La operación ya ha comenzado. No tenemos más remedio que seguir adelante. 』

Por su conversación, los soldados de Fukaroru juzgaron que esos caballeros pertenecían a las fuerzas rebeldes. Por lo que, mirándose entre sí y asintiendo con la cabeza, lanzaron la bola que llevaban hacia ellos.

『¿¡Uwah!? 』

Con un sonido de salpicadura, la bola golpeó sus armaduras, se rompió y dispersó un fluido rojo.

『Ugh, ¿¡blegh!? 』

Un olor similar al de los huevos podridos provino del líquido, ocasionando que los sorprendidos caballeros sucumbieran a sus ganas de vomitar.

La bola lanzada era una fruta que emitía un terrible hedor cuando era aplastada madura. Según parece, su sabor era delicioso pero debido a su olor, nadie quería comerla. Por lo que era popular con los niños que jugaban bromas.

『Para los caballeros malintencionados, que apuntan sus espadas contra la nación, una fruta podrida no es nada más que digna.』

『Sólo los estúpidos pelearían frente a frente. 』

Cayendo en la provocación, los caballeros con ojos llorosos desenvainaron sus espadas y fueron en su persecución.

『Idiotas, no hay forma de que sus espadas nos alcancen. 』

Los soldados de Fukaroru ajustaron su respiración y comenzaron a correr.

Pero ya que los caballeros que llevaban armadura eran demasiado lentos, se mantuvieron a una distancia apropiada para hacerlos pensar que podían alcanzarlos, aunque en realidad no era así.

El objetivo era atraerlos hacia una determinada ubicación.

『Esto es difícil. 』

『No dejes que te atrapen. 』

『Tampoco es bueno dejarlos atrás. ¿Hacia dónde nos dirigíamos? 』

『Oye, no lo olvides. 』

Siguieron corriendo y corriendo por los caminos ocultos.

Incluso en otros sitios había soldados de Fukaroru atrayendo caballeros de la misma forma. Todos ellos iban a la misma ubicación.

Hacia el lugar más grande del edificio, el salón de baile.


『¿Qué pasó con el grupo que fue a deshacerse del primer ministro? Tampoco ha habido contacto de los encargados de retener a Lotomago. 』 (Balzephon)

Debido a que Balzephon grito con voz enojada, sus colegas caballeros se miraron entre sí.

『... Probablemente fueron derrotados, ¿Por qué crees que ustedes son los más fuertes? 』(Imeraria)

Balzephon dirigió una mirada de desprecio a Imeraria que estaba hablando tranquilamente.

『¡No hay forma de que nosotros, que nos hemos dedicado a luchar, perdamos contra el incompetente Tercer cuerpo de caballeros, que no hace nada más que moverse en secreto! 』 (Balzephon)

『Si crees eso, será mejor que lo verifiques con tus propios ojos... Probablemente te será desagradable darte cuenta de quién es la persona más fuerte dentro del castillo en este momento. 』 (Imeraria)

Imeraria declaró despreocupadamente.

『... Supongo que eso estaría bien. ¡Yo, la más grande fuerza de esta batalla derrotare aplastantemente a quienes se nos resistan! 』(Balzephon)

Confiándole la vigilancia de Imeraria al caballero, que estaba al lado de ella apuntándola con su espada, Balzephon desenvaino la suya y se llevó a los caballeros restantes.

Las sirvientas, aún estaban sentadas en un rincón cerca de Imeraria.

『Espéralo. Una vez que todo haya terminado, tendrás que aparecer frente a tu gente como la reina, pero solo de nombre. 』 (Balzephon)

『Espéralo obedientemente.』, Balzephon se fue después de decir esas palabras.

Una vez que la puerta fue cerrada, el caballero encargado de vigilarlas, miro de nuevo a Imeraria y a las tres criadas, que estaban sentadas una al lado de la otra.

『No te hagas ninguna idea extraña. Si ocurre algún problema, planeo cortarte. 』

En el instante en que termino de decir su amenaza, su cuello fue cortado por una espada que había sido balanceada desde atrás de él. Logrando cortar hasta la mitad de su cuello, produciendo un sonido fuerte al impactar con su vértebra cervical.

El atacante había sido Midas, que estaba de pie detrás del caballero que se derrumbó mientras se desangraba.

『Siento mucho llegar tan tarde, Imeraria-sama. 』 (Midas)

Bajando su espada, Midas se arrodilló frente a Imeraria y se disculpó.

『Por favor levanta la cabeza, caballero Midas. Valoro tu trabajo muy altamente… ¿Pero, de dónde apareciste? 』(Imeraria)

『¡Ah! En realidad, recibí una solicitud del conde Touno y estaba observando la situación desde un pasaje oculto. Por lo que en cuanto la cantidad de enemigos disminuyó, aproveché la oportunidad. 』 (Midas)

Al parecer estaba avergonzado por no haber aparecido cuando Imeraria estaba siendo golpeada.

Imeraria, que se dio cuenta de eso, se río sin querer.

『Lo soportaste bien. Si hubieras salido en ese momento, probablemente te habrían matado y la posibilidad de rescatarme no habría aparecido. Una vez más, tienes mi agradecimiento. En cualquier caso, ¿Hifumi-sama previó todo esto? 』(Imeraria)

『Parece que estaba al tanto de varias personas que planeaban una rebelión. Y ya que probablemente me hubieran matado si hubiera rechazado su invitación, él me dijo que aprovechara la oportunidad para ocultarme y hacer guardia... 』(Midas)

『¿Sabes cómo está la situación? 』 (Imeraria)

Midas bajó la cabeza y la sacudió en respuesta a la pregunta de Imeraria.

『Lo siento. Dejé la escena en una etapa temprana. 』 (Midas)

Imeraria, después de pensar por un momento, hizo que Midas se pusiera de pie.

『Nosotras nos quedaremos en esta habitación, Midas-san. Si por casualidad vinieran algunos caballeros de las fuerzas rebeldes, no nos matarían rápidamente. Por lo tanto, por favor únete al grupo de Sabnak. 』(Imeraria)

Imeraria se levanta.

『Se realizará la ceremonia de coronación. Por favor prepárense para eso. 』(Imeraria)

『¿Eh? 』 (Midas)

『Las fuerzas rebeldes serán eliminadas por Hifumi-sama en poco tiempo. No hay de qué preocuparse. 』 (Imeraria)

Midas no tuvo más remedio que cumplir con lo que Imeraria declaró claramente.

『Dios mío, si al menos me ayudaras galantemente, aumentaría un poco mi evaluación de ti. 』 (Imeraria)

Aunque Midas escuchó las palabras que ella murmuró, decidió olvidarlas de inmediato. Ya que era extremadamente improbable que hiciera algo tan grosero como meterse en los asuntos de los demás.


『Bastardos... 』

Después de descubrir los cadáveres de varios caballeros dispersos en la oficina, y no poder encontrar a los objetivos que deberían estar en esa habitación, Lotomago y Adel, la irritación de Balzephon no hizo más que aumentar.
Y ahora, luego de dirigirse a la habitación de Sabnak con fuertes pisadas, ante sus ojos estaba una niña pequeña.

『¿Eres el representante de los rebeldes? 』 (Alyssa)

Quien inclino la cabeza hacia un lado, fue Alyssa.

『Eres una muchacha grosera. Si no quieres que te mate, sal del camino... si no… 』 (Balzephon)

Balzephon desenfundo la hoja de su espada.

『Tendrás que expiar el pecado de haberte burlado de un caballero. 』 (Balzephon)

La espada, que fue balanceada hacia abajo fuertemente solamente se incrusto en el suelo, causando que la postura de Balzephon se derrumbara considerablemente.
Alyssa había evitado su trayectoria con el wakizashi que sostenía en un agarre de revés.

(NT: La wakizashi habitualmente es clasificada como una espada corta, que forma parte de la pareja de espadas que se completa con la espada larga. La hoja de la wakizashi mide entre 30 y 60 centímetros, y es la única arma de la que nunca se separaba el samurái.)

『Esa espada es... 』 (Balzephon)

Era una espada ligeramente curva de un solo filo. Su apariencia, según lo que Balzephon había escuchado antes, era similar a la espada llamada katana, que posee Hifumi.

『Hifumi-san... no, no creo que puedas entenderlo. Se trata de un mensaje del Conde Touno. 』 (Alyssa)

A pesar de que fue atacada con una espada, Alyssa, que no estaba perturbada en lo más mínimo, sacó una nota de su bolsillo y la leyó en voz alta.

『Los estúpidos caballeros están reunidos en el salón de baile. Fin. 』(Alyssa)

Balzephon se enfureció por completo debido a que ella fue tan lejos como para sacar una nota tan solo para decir eso.

『¡No te metas conmigo! 』 (Balzephon)

『Uh-oh. 』 (Alyssa)

Alyssa con agiles movimientos, evitó fácilmente una y otra vez la espada agitada rápidamente.

『Desde el principio mi especialidad ha sido evadir, sabes. Incluso trabaje oficialmente como la guardia de Ojii-chan. 』 (Alyssa) (NT: Se refiere al rey de Horant.)

『¡Espera! 』 (Balzephon)

En el momento en que Balzephon la llamó intentando detenerla, Alyssa saltó de la ventana. 

『... ¡Joder! 』 (Balzephon) 

Balzephon vago sin rumbo por un tiempo, pero no encontró a nadie excepto los cadáveres de sus colegas. Aunque debería haber al menos 40 restantes, no encontró a ninguno de sus colegas. 

Chasqueando su lengua, Balzephon avanzo a ritmo rápido hacia la sala de baile ubicada en el centro del castillo, por lo que no tardó en estar frente a la gran puerta que conducía a este. 

Al abrir la puerta con una violenta patada, vio la figura de Hifumi, rodeada por diez cadáveres y varios caballeros que le apuntaban sus espadas más allá del círculo de cadáveres. 

Debido al fuerte sonido de la puerta siendo abierta violentamente, las miradas de todos los presentes se dirigieron hacia Balzephon. 

『¡Ba-Balzephon! ¡Haz algo con este hombre! ¡Ya ha acabado con muchos de nosotros! 』 

El que gritaba bañado en sudor, era un caballero, que había sido golpeado con la fruta y fue atraído al salón de baile. 

『Oh, ¿por fin vino el cabecilla? 』 (Hifumi) 

En el instante en que Hifumi dijo eso, la puerta detrás de Balzephon, que ya había entrado a la habitación, se cerró. 

『Bueno, entonces, ¿no quedan aproximadamente 30 de ustedes? Usen sus cabezas. Prepárense y analicen apropiadamente su entorno. Recuerden las cosas que han aprendido hasta ahora. Si lo hacen, puede ser posible que luchen conmigo decentemente. 』 (Hifumi) 

A causa de la risa de Hifumi, Balzephon temblando de rabia sujetó fuertemente su espada. 

Incluso con una inspección rápida, era fácil determinar que todos los caballeros rebeldes que quedaban habían sido reunidos aquí. En pocas palabras cada uno de ellos ha sido atraído hasta aquí, y más de 10 han sido asesinados rápidamente. 

『¡No me jodas! 』 (Balzephon) 

Ignorando el hecho de que él también había sido atraído aquí, Balzephon gritó. 

『¡Idiotas, todos ustedes han sido atraídos aquí abandonando sus puestos! Además, ¿Cómo pueden estar en un estado tan lamentable cuando es un solo oponente? ¡Deberían estar avergonzados! 』(Balzephon) 

Aunque hubo caballeros que bajaron la vista debido a sus palabras, también hubo quienes se quejaron. 

『¡Balzephon! ¿¡Acaso no has venido también!? 』 

『¡Cierto! ¡En primer lugar, lo más probable es que sea tu culpa que la operación no haya sido un éxito! 』 

Al ver a los caballeros, que comenzaron a pelearse entre ellos como si olvidaran la situación, Hifumi hizo una expresión de asombro. 

『Llévense bien. Después de todo, a partir de este momento haremos nuestro mejor esfuerzo para matarnos unos a otros. 』 (Hifumi) 

Sosteniendo la katana sobre su cabeza, Hifumi se río. 

『Bueno, entonces empecemos ahora, ¿de acuerdo? 』 (Hifumi) 

Balzephon también preparó su espada.

En cualquier caso, si matamos al hombre que está frente a nosotros, todo saldrá bien, con ojos inyectados de sangre, Balzephon comenzó a correr.