Capítulo 3.


Capítulo 3 – —Cambiando el estilo y el atractivo de la bella colegiala extranjera”

 

[Punto de vista: Charlotte]

 

—Emma, ten un poco más de paciencia, ¿quieres?

 

—Mmm…

 

Después de dejar a Aoyagi-kun, fui al baño mientras cargaba a Emma.

 

Mientras tanto…

 

—El estudiante de último año de la segunda clase es genial, ¿verdad?

 

—Sí, es cierto. Es muy rápido y, sabes qué, siempre ocupó el primer lugar en los exámenes desde que ingresó a la escuela.

 

—¿¡Eh!? Tiene mucha habilidad, ¿cierto?. Además, también se ve genial, ¿verdad?

 

—Sí, así es, parece que sus mayores no le agradan, así que todavía tenemos una oportunidad.

 

Por su charla, que menciona a los estudiantes de segundo año, deben ser niñas de primer año.

 

Parecían interesados después de ver a Aoyagi-kun corriendo antes.

 

Cuando intenté escuchar con mayor claridad, también se escucharon conversaciones similares en otros lugares.

 

Resultó que no solo los alumnos de primer grado, sino también los de segundo y tercer grado hablaban de lo mismo en sus tiendas.

 

—Escuché que Aoyagi-kun es una persona sosa, pero se ve genial cuando corre emocionado.

 

—Sí, pero ¿no se ve genial cuando en su modo normal? Me siento atraída por él desde hace mucho tiempo.

 

Parece que la percepción sobre Aoyagi-kun cambia entre los estudiantes de segundo y tercer año…

 

Me pregunto por qué…

 

Desearía que la visión de todos sobre Aoyagi-kun cambiara, pero algo me hace sentir incómoda.

 

—Lottie, ¿qué pasa?...

 

—Ah, está bien. Estaremos ahí en un rato.

 

Emma me miró preocupada, así que le sonreí.

 

Y cuando nos acercamos al baño…

 

—Oh, lo siento…

 

Casi choco con alguien que salía del baño de hombres.

 

—Oh, lo siento.

 

—Está bien, pero… tú…

 

—Ah…

 

Cuando vi el rostro de esa persona, no pude evitar sorprenderme.

 

La cara de esa persona es muy similar a la de alguien que conozco.

 

¿Podría ser el padre de Aoyagi-kun?...

 

—¿Puedo hablarte de algo por un segundo?

 

Esa persona me habló mientras yo todavía estaba en shock.

 

—Oh, sí, ¿qué pasa?

 

Me levanté cortésmente y sonreí.

 

Es importante que tenga una buena impresión sobre mí, tiene que ver con mi futuro.

 

Mientras sentía la garganta seca, esperé a que el hombre hablara.

 

Luego, rascándose la mejilla, la persona sonrió.

 

—El nombre del chico que llegó primero en el relevo antes; los comentaristas lo llamaron Aoyagi-kun, pero ¿sabes su nombre?

 

—¿Eh?...

 

¿Me preguntó su nombre?

 

Significa…

 

—Lo siento, no lo sé…

 

Aunque él sea el padre de algún estudiante, no creo que sea bueno dar el nombre de alguien al azar, así que desvío la conversación diciendo eso.

 

Sin embargo…

 

—Oh, ¿es así? Hace un momento, te vi hablando con él en la tienda de estudiantes…

 

Parece que me vio hablando con Aoyagi-kun.

 

Esto es un problema…

 

No puedo decirle su nombre porque no sé por qué preguntó eso.

 

Si solo quisiera saber su apellido, seguiría siendo natural, pero parece que está interesado en su nombre.

 

Normalmente, a otros padres no les importaría tal cosa.

 

Quizás debería preguntar el motivo primero…

 

—¡Lotti…, pipí!...

 

—¡Oh, lo siento!...

 

Mientras pensaba eso, Emma tiró de mi manga con una cara al borde de las lágrimas.

 

Ya había llegado a su límite.

 

—Lo siento, pero este niño va al baño…

 

—Oh, lo siento. Cierto, este no es el lugar correcto.

 

—Disculpe.

 

Incliné la cabeza y fui al baño cargando a Emma.

 

Pero ese tipo tal vez sintió que estaba esquivando y huyendo.

 

¿Qué debo decir cuando salga más tarde?...

 

—Eh, Lotti…

 

—¿Mmm? ¿Qué es?

 

—Justo ahora, esa persona se parecía a Oni-chan. ¿Es su papá?

 

—[...].

 

Las palabras de Emma me tomaron por sorpresa.

 

Sí, ese hombre tiene una cara muy similar a la de Aoyagi-kun.

 

Eran muy parecidos, casi como la imagen que tendría Aoyagi-kun cuando fuera mayor.

 

Sin embargo, el hombre había preguntado el nombre de pila de Aoyagi-kun.

 

No sé la razón por la que se siente atraído por el nombre de Aoyagi-kun, pero hay otras posibilidades.

 

Si no sabe su nombre, lo más probable es que no sea el padre.

 

—No lo creo.

 

—Mmm…

 

Emma pareció perder interés después de descubrir que él no era el padre de Aoyagi-kun y presionó su rostro contra mi pecho.

 

Luego, al salir del baño, el hombre ya no estaba allí.

 

Al final, ¿quién era ese hombre…?

 

 

—¿Aoyagi-kun? ¿Por qué estás en un lugar como este?...

 

Mientras caminaba de regreso a la tienda del salón de clases después de ponerme mi uniforme de gimnasia, vi a Aoyagi-kun parado escondido debajo de un árbol.

 

Cuando Aoyagi-kun nos vio, abrió la boca con una sonrisa preocupada.

 

—Ja, ja, ja… Bueno, estaban pasando varias cosas.

 

—De alguna manera, te ves exhausto.

 

—Eso es porque participé en la carrera de relevos, pero pronto será tu turno, ¿no?

 

Aunque sé que está agotado por el relevo, todavía estoy preocupada por Aoyagi-kun…

 

Aoyagi-kun no respondía honestamente de inmediato cuando se le preguntaba.

 

—Sí, participaré en el concurso de préstamos y empréstitos.

[TN: En realidad, tampoco sé qué significa el concurso presentado, tal vez porque me olvidé de la historia del capítulo anterior, así que lo escribiré en indonesio]. Corrector: Probablemente hace alusión al evento en dónde los participantes recogen notas donde está escrito un elemento que deben obtener.

 

—Cada clase compite por puntos y los equipos de la tercera clase compiten por puntos generales, pero no es necesario que entres en pánico, piensa en ello como un festival, así que disfrútalo.

 

—Aoyagi-kun… Gracias.

 

Con una sonrisa amable, le agradecí a Aoyagi-kun, quien me dio el consejo.

 

En ese momento, Emma en mis brazos extendió ambos brazos hacia Aoyagi-kun.

 

Todavía anhelaba mimos como siempre.

 

A veces envidio la inocencia de Emma.

 

—Por el momento, cuidaré de Emma-chan.

 

—Bien, por favor, cuídalo bien.

 

Le entregué a Emma a Aoyagi-kun y charlé un poco con ella antes de ir a la sala de espera.

 

Aoyagi-kun parece haber regresado a la tienda desde que Emma estuvo allí.

 

Siempre pensaba primero en Emma, así que tal vez regresaba a la tienda aunque en realidad no quería. Tendré que agradecerte de nuevo más tarde…

 

Mientras esperaba, finalmente llegó mi turno.

 

Esta competencia de «pedir prestado» implicaba un elemento de suerte, por lo que incluso si era lento, todavía había una posibilidad de cambiar las cosas.

 

Aoyagi-kun quedó primero y la moral de la clase también aumentó. También tengo que esforzarme mucho.

 

Mientras pensaba eso, saqué el papel con el tema escrito «La persona que realmente amas».

 

—¿¡Eh!?

 

Mi cara de repente se puso roja ante el tema inesperado.

 

Sin embargo, desde el momento en que tomé el tema, los demás ya me dejaron atrás.

 

Así que no hay tiempo para dudar.

 

Corrí a la tienda del salón de clases.

 

—Charlotte-san, ¿cuál es tu tema?

 

—¿¡Botella de bebida!? ¡¿Lonchera?! ¿¡Diadema!?

 

—Lo prepararemos juntos pronto, ¡así que dilo!

 

Cuando regresé a la tienda, todos vinieron y preguntaron sobre mi tema.

 

Son muy amables, me impresionó la cooperación en esta clase.

 

—No, no hay necesidad de preocuparse, lo he encontrado.

 

Les dije con una sonrisa, luego me paré frente a Aoyagi-kun.

 

—¿Charlotte-san?

 

—¡Ah, um, Aoyagi-kun!... ¿¡Vendrás conmigo?!...

 

 

Le pregunté a Aoyagi-kun mientras contenía mi cara sonrojada.

 

Y luego…

 

—¡EEEEEH!

 

Todos gritaron fuerte.

 

[¡¿¡Vaya!? ¿Por qué hubo un fuerte grito desde la clase 2-D? ¿Cuál es exactamente el tema?].

 

—¡Shhh, Charlotte-san! ¿Cuál es el tema?

 

—¿Por qué elegiste a Aoyagi?

 

Los chicos sorprendidos se acercaron a mí.

 

Incluso Shimizu-san y Aoyagi-kun parecieron sorprendidos por mi acción.

 

En medio de tales circunstancias, rápidamente abrí la boca.

 

—¡E-eh, el tema es «Personas que traen niños», ¡así que me gustaría pedirle a Aoyagi-kun que venga!...

 

—¡A-ah, lo tengo…!

 

—¡¿Qué más podemos hacer?!...

 

Todos entienden el motivo de mi incomodidad.

 

Me siento aliviada y agradecida de que lo hayan aceptado.

 

Sin embargo, Shimizu-san me miró con una expresión que era como si quisiera decir que esa razón no tenía ningún sentido.

 

—Básicamente, sólo tenemos que ir nosotros con Emma-chan, ¿verdad?

 

Cuando miré a Shimizu-san, Aoyagi-kun se levantó de su asiento.

 

Emma, que estaba en sus brazos, no entendía la situación actual porque estábamos hablando en japonés y parecía confundida.

 

—Por favor…

 

—Bueno, vamos.

 

Mientras sonreía con cara de confusión, Aoyagi-kun estaba a mi lado.

 

Entonces, nosotros dos…, no, los tres nos dirigimos hacia donde estaba Hanazawa-sensei, quien actuaba como árbitro en la competencia de préstamo y préstamo.

 

—¿Por qué Charlotte-san está con alguien como él?...

 

—Él es el tipo que ganó el relevo antes, ¿verdad?

 

—¿Cuál es su relación?

 

Mientras nos dirigíamos a la carpa de Hanazawa-sensei, escuché voces confusas desde las tiendas de campaña de las otras clases.

 

Debido a las voces confusas, mi rostro se calentó aun más y eché un vistazo rápido al rostro de Aoyagi-kun.

 

Resulta que su cara también estaba un poco roja.

 

Parecía que él también estaba avergonzado por esta situación.

 

[Muy bien, la atmósfera en la arena se llenó de voces de confusión, ¡pero así es como debería ser! Ahora, esta belleza de cabello plateado que está corriendo es una chica muy popular en nuestra escuela. Eh, ¿que deje de transmitir? ¿Por qué? ¡Oh, no!].

 

Sonó un «tick» y la voz de la persona que realizaba la transmisión en vivo desapareció de repente.

 

Miré en esa dirección con curiosidad por saber qué estaba pasando y vi a Hanazawa-sensei en los asientos del equipo de transmisión.

 

Luego volvió al puesto de árbitro como si nada.

 

—¿Q-qué pasó?...

 

—Mmm, tal vez Miyu-sensei evitó que el equipo de transmisión se saliera de control…, pero al menos seremos los primeros en llegar allí.

 

Miré el rostro de Aoyagi-kun que sonreía caóticamente y finalmente llegué a donde estaba Hanazawa-sensei.

 

—No esperaba que ustedes vinieran primero. Muy bien, primero que nada, obtengamos el documento temático.

 

Le di el tema a Hanazawa-sensei.

 

Después de comprobar el tema, Hanazawa-sensei desvió su mirada entre Aoyagi-kun y yo con una expresión ligeramente sorprendida, luego sonrió con picardía.

 

—¿Oh? ¿Mmm? ¿Oh?

 

—¿Qué quieres decir con esas palabras exageradas?... El tema era sobre «Personas que traen niños», ¿verdad?

 

—Oh, mira. Así que así es como es.

 

Después de que Hanazawa-sensei entendiera todo de mi conversación con Aoyagi-kun, sonrió sarcásticamente y me miró a la cara.

 

—¿Q-qué pasa?...

 

Le pregunté y Hanazawa-sensei acercó su boca a mi oreja.

 

—De hecho, te atreves a mentir delante de todos.

 

—¡Aaaah!

 

Él leyó completamente mi mente y reflexivamente me cubrí la cara con las manos.

 

—Miyu-sensei, siempre haciendo cosas raras…

 

Mientras me miraba así, Aoyagi-kun dejó escapar una voz de asombro. Sin embargo, Hanazawa-sensei dirigió una suave sonrisa a Aoyagi-kun y sacudió la cabeza.

 

—No, nada. Ustedes ya llegaron a la meta, así que el tema está resuelto.

 

Después de decir eso con una sonrisa amistosa, Hanazawa-sensei acarició mi cabeza suavemente.

 

Aunque me sorprendió su acción repentina, nos pidieron que nos paráramos en el lugar donde se colocó la primera bandera y nos trasladamos allí.

 

—Miyu-sensei, ¿qué pasó exactamente?...

 

A mi lado, Aoyagi-kun miró con curiosidad a Hanazawa-sensei.

 

Me dio vergüenza explicarlo, así que aparté la mirada y acaricié la mejilla de Emma.

 

Emma me miró a la cara con expresión de asombro.

 

—Somos el número uno, ¿verdad?

 

Recientemente Emma ha estado estudiando números, así que creo que Emma lo entendió cuando vio la bandera con las palabras «uno».

 

—Sí, es cierto, somos el número uno.

 

—¡ Vaya!... ¡Emma, número uno!...

 

Asiento y Emma aplaude con entusiasmo.

 

Ella estaba muy feliz.

 

Las personas que vinieron detrás de nosotros llegaron a la meta miraron a Emma con una sonrisa.

 

O debería decir que sonrieron con picardía.

 

—[...].

 

A Emma no parecía gustarle la atención.

 

Aunque debería estar feliz, escondió su rostro en el pecho de Aoyagi-kun.

 

Aoyagi-kun acarició suavemente la cabeza de Emma y me sonrió.

 

—Oh, sí, no lo he dicho todavía.

 

—¿Eh? ¿Qué no has dicho todavía?

 

—Felicitaciones, Charlotte-san, eres la número uno..

 

—¿Por qué?... Gracias…

 

Le agradecí a Aoyagi-kun quien sonrió mientras me felicitaba.

 

 

[Punto de vista: Akihito]

 

La fiesta deportiva está en pleno apogeo.

 

Aunque nosotros, la Clase D, logramos sobresalir entre las otras cuatro clases, pero en salto grupal de veinte personas, quedamos en el último lugar, por lo que no hubo una diferencia significativa con las otras clases.

 

En medio de tal atmósfera…

 

—¿Almuerzo?

 

Hora de almorzar.

 

—Sí, vamos a almorzar, Emma-chan.

 

—¿Onii-chan también viene?

 

Emma-chan felizmente se volvió hacia mí.

 

Sin embargo, dije con pesar.

 

—Lo siento, no puedo comer con Emma-chan.

 

—Mmm…

 

Al enterarse de que comería por separado, Emma-chan hinchó las mejillas con una expresión de insatisfacción y tiró de mi ropa.

 

Parece que quiere comer conmigo.

 

—Aoyagi-kun, entonces… Creo que está bien quedarme con Emma esta vez, pero ¿es difícil para ti?... Mira, he traído una lonchera diferente…

 

Charlotte-san, eres lo suficientemente audaz como para usar inglés para que los demás no te entiendan…, pero siento que hay algunas personas que pueden entender el significado… Bueno, está bien, es sólo un detalle menor.

 

—Aunque nuestras loncheras son diferentes, el contenido es el mismo, así que no quiero armar un escándalo.

 

Porque Charlotte-san está familiarizada con Shimizu-san a quien le gusta causar problemas.

 

Si el contenido fuera el mismo, definitivamente estaría buscando problemas.

 

—Ah, lo siento… Debería haber sido más sensible y preparar un plato diferente para ti…

 

—¡No, no es tu culpa, Charlotte-san!

 

Debido a que Charlotte-san se puso triste, rápidamente la calmé.

 

Los estudiantes de los alrededores comenzaron a mirarme con ojos penetrantes, pero lo importante era que había hecho que Charlotte-san se sintiera triste.

 

Entonces, inmediatamente pensé y se me ocurrió una sugerencia.

 

—Bueno, ¿qué tal si comemos juntos donde nadie más pueda ver?

 

—¡¿Oh, en serio?! ¿No te importa?

 

Charlotte-san, no muestres una cara tan feliz…

 

Otros pueden verlo…

 

—Onii-chan, ¿podemos comer juntos?

 

—Sí, podemos.

 

—¡Sí!...

 

Emma-chan también sonrió feliz después de escuchar que podía comer conmigo.

 

Es muy fácil para esta hermana leer sus sentimientos porque sus emociones se muestran directamente en su rostro.

 

—Muy bien, hablaré con Miyu-sensei. Te informaré del lugar por teléfono más tarde.

 

Hablé en voz baja para no ser escuchado por los demás, luego le entregué Emma-chan a Charlotte-san y dejé mi asiento.

 

Entonces, me dirigí a la casa de Miyu-sensei.

 

—Espacio vacío, ¿eh?… Bueno, está bien…

 

Después de que le expliqué la situación, Miyu-sensei mostró una expresión ligeramente preocupada.

 

Parece difícil, ¿eh?...

 

—¿Podría haber algún problema?

 

—No, ya que Emma está aquí, sería bueno prestarle un salón de clases vacío para que los demás estudiantes no la molesten…

 

—¿Entonces, cuál es el problema?

 

—Una habitación vacía sin nadie… Vamos, chicos…

 

Miyu-sensei se detuvo por un momento y me miró a la cara.

 

Y…

 

—No hagas nada raro, ¿vale?

 

Ella sonrió con picardía.

 

—¿Qué se entiende por «nada raro»?

 

—Ja, ja, estoy segura de que ustedes ya lo saben sin necesidad de dar explicaciones. Ustedes dos también se ven bastante familiares.

 

—Esa historia otra vez… Las cosas no son así, así que no te preocupes innecesariamente.

 

Esto es pura tontería, así que decidí ignorarlo.

 

Sin embargo, Miyu-sensei abrió la boca con una mirada aburrida.

 

—Eres demasiado mediocre… Lo siento por Charlotte.

 

—Creo que es más molesto que se burlen de esa manera.

 

—Bien, olvídalo. Te prestaré la llave de esta habitación y luego te la traeré a ellal también.

 

—¿Eh?

 

Miyu-sensei señaló con su pulgar izquierdo, así que miré en esa dirección y vi a Shinonome-san que se escondía detrás de algo.

 

¿Qué está haciendo?...

 

—Shinonome, sal de tu escondite.

 

—¡Oh!

 

Cuando Miyu-sensei llamó a Shinonome-san, ella de repente tembló y luego miró a su alrededor con preocupación.

 

Estaba completamente asustado.

 

—Cálmate, nadie está enojado contigo, Shinonome. Por ahora, ven aquí.

 

—[…] Bien.

 

Cuando Miyu-sensei la llamó, Shinonome-san se acercó lentamente a nosotros.

 

—¿Qué pasa, Shinonome-san?

 

Como nos había visto, supuse que tenía algo que decir, así que le pregunté.

 

Por supuesto, traté de usar una voz suave… Normalmente ella habría respondido, pero esta vez parecía tener problemas para decirlo.

 

—Uh…, eso…, eso…

 

—Habla despacio.

 

—S-sí…, pero…

 

¿Quizás hay algo que le resulta difícil de expresar?

 

Mientras pensaba eso, Miyu-sensei abrió la boca.

 

—Tal vez Shinonome también quería comer junto con Aoyagi, así que siguió a Aoyagi hasta aquí, ¿verdad?

 

—Eh, ¿es así?

 

Con las inesperadas palabras de Miyu-sensei, le pedí a Shinonome-san que lo confirmara.

 

Parecía avergonzada y bajó la cabeza mientras apretaba su dedo índice con inquietud.

 

—Uh…, sí…, um…

 

Parecía que tenía muchas ganas de comer conmigo y me invitó.

 

—¿No deberías comer con tus padres?

 

—Ah, s-sí… Cuando fui donde mi padre…, él dijo que comiera junto con Aoyagi-kun…

 

—Oh, te dijeron que comieras con amigos. Muy bien, vayamos juntos.

 

Cuando dijo eso, sentí pena por ella, pero para ser honesto, Shinonome-san no tiene amigos en clase ni en ningún otro lugar.

 

Entonces, si la rechazo, se sentirá sola porque no tiene adónde ir.

 

Cuando le pregunté, Shinonome-san sonrió feliz y asintió con la cabeza.

 

—Así que eso es todo, le pedí a Shinonome-san que te acompañara en lugar de solo ustedes dos en una habitación vacía.

 

—Sí, lo entiendo. Entonces, ¿vámonos, Shinonome-san?

 

—¡S-sí!...

 

Cuando la llamé, Shinonome-san asintió vigorosamente.

 

Tiene un lado que me recuerda a Emma-chan, haciéndola parecer más linda.

 

Los dos caminamos hacia la sala de profesores con Miyu-sensei, pero…

 

—Aun así, me siento culpable hacia Charlotte… Pero si dejo a Shinonome en paz también la hará sentir sola…

 

Miyu-sensei estaba hablando sola con la mano tapándose la boca, murmuraba algo que parecía estar molestándola.

 

Tenía curiosidad sobre eso, pero decidí no interferir en sus asuntos y hablé con Shinonome-san para que no se preocupara.

 

 

—Oh, entonces Shinonome-san también vendrá.

 

Después de decir la ubicación de la habitación vacía a través del chat, Charlotte-san vino con Emma con su lonchera y mostró una sonrisa algo forzada.

 

—¿P-podría ser mejor si no voy?...

 

Como la reacción de Charlotte-san parecía ambigua, Shinonome-san la miró preocupada.

 

Al escuchar eso, Charlotte-san rápidamente abrió la boca.

 

—¡N-No, está bien…! ¡Me sorprendió, eso es todo!...

 

—¿Es verdad?...

 

Shinonome-san preguntó preocupada y Charlotte-san asintió.

 

—¡S-sí!... ¡Comamos juntos!...

 

—Gracias…

 

Con la aprobación de Charlotte, Shinonome-san se sintió aliviada.

 

Su pecho grande se sacudió violentamente y rápidamente Charlotte-san de repente miró en mi dirección.

 

Por eso, reflexivamente desvié la mirada.

 

—M-muy bien, por ahora, sentémonos.

 

Me sentí un poco incómodo mientras preparaba las tres sillas.

 

Cuando lo hice, Emma-chan se acercó a mí y tiró de mi ropa.

 

Cuando miré hacia abajo, abrió los brazos.

 

Era un movimiento que pedía a gritos que se lo dejara de lado.

 

—Pangku

 

—Sí, espera un momento, eh.

 

Levanté a Emma con cuidado de no dejarla caer, luego tomé su lonchera y me senté en una silla.

 

—Lo he visto en la tienda, se te pega, ¿eh?

 

—Bueno, así es como es.

 

Shinonome-san me miró sorprendida, así que respondí con una sonrisa.

 

Entonces, tal vez porque era la hermana pequeña de Charlotte-san, Shinonome-san se inquietó y comenzó a interesarse por Emma-chan.

 

Sin embargo, en lugar de eso, Emma-chan acercó su rostro a mi pecho, como si quisiera evitar la mirada de Shinonome-san.

 

Parece que no se siente cómodo con otras personas.

 

—¿No le agrado?...

 

—No estés triste, Shinonome-san. Emma-chan simplemente no está acostumbrada a otras personas.

 

Cuando Shinonome-san parecía triste, inmediatamente traté de animarla.

 

Sin embargo, Shinonome-san tristemente sacudió la cabeza.

 

—No le gusta interactuar con gente nueva, ¿eh?...

 

—Así parece…

 

—Ah, claro…

 

Lo siento, Shinonome-san.

 

Al ver a Emma-chan interactuar conmigo, es natural que ella también quiera llevarse bien con Emma-chan…, pero Emma-chan tiene su propia singularidad…

 

—Será mejor que comamos ahora.

 

Charlotte-san leyó la situación y brindó ayuda.

 

Organizamos tres sillas en forma de triángulo para poder estar uno frente al otro.

 

—[…] ¿Eh?

 

● —¿Mmm? ¿Qué pasa?

 

Shinonome-san inclinó la cabeza como si se diera cuenta de algo, así que le pregunté.

 

Nos miró a mí y a Charlotte-san por turno, pareciendo dudar si debía hablar o no.

 

Bueno, puedo adivinar lo que está tratando de decir…

 

—Está bien, si tienes algo que decir, dilo.

 

—Ah…, eh…

 

Cuando hablé en voz baja, Shinonome-san asintió expectante.

 

Luego, señaló nuestras dos loncheras.

 

—Ustedes dos, el contenido de la lonchera es el mismo, ¿eh?…

 

Sí, por supuesto, ella lo diría…

 

¿Por qué dejé deliberadamente nuestra lonchera? Eso es porque ella es Shinonome-san.

 

Estoy seguro de que no se lo revelará a otros por descuido.

 

Por otro lado, me preocupa que lo diga en el momento equivocado.

 

Por eso le pedí que lo expresara con palabras.

 

—Lo siento, hay una cierta razón. Es por eso que Emma-chan se siente cerca de mí.

 

—Ah, claro…

 

En esta ocasión, di una breve explicación sobre Emma-chan, y Shinonome-san sonrió con expresión confusa.

 

Aunque desvié la conversación al decir eso, parece que ella entiende.

 

—¿Puedes ocultarle este secreto a los demás?

 

—S-sí, por supuesto…

 

Cuando pregunté con ese deseo, Shinonome-san asintió con una sonrisa.

 

Es muy bondadosa, así que, si le pedimos con honestidad, definitivamente guardaría un secreto como este.

 

—Gracias.

 

Le dije gracias e inmediatamente miré a Emma-chan que estaba sentada en mi regazo.

 

Entonces, Emma-chan me miró con cara débil mientras se sostenía el estómago con ambas manos.

 

—Onii-chan, tengo hambre…

 

—Sí, comamos.

 

—¡Mmm!...

 

Cuando acaricié su cabeza suavemente, Emma-chan sonrió feliz.

 

Realmente es una niña adorable.

 

Luego, los tres comimos mientras conversábamos íntimamente.

 

Sin embargo, Emma-chan no podía hablar japonés y Shinonome-san no podía hablar inglés, por lo que Charlotte-san y yo usábamos japonés e inglés alternativamente cuando hablábamos.

 

Entonces…

 

—Ustedes dos son tan geniales…

 

Como hablábamos dos idiomas, Shinonome-san nos felicitó, mientras que Charlotte-san y yo nos sentimos avergonzados.

 

Y una vez más.

 

—Ustedes son tan hábiles…

 

Mientras alimentaba a Emma-chan y al mismo tiempo comía yo mismo, Shinonome-san comentó que estaba haciendo los movimientos sin problemas.

 

De hecho, como hacemos esto todos los días, es natural que nos acostumbremos.

 

—De acuerdo, vamos.

 

Después de comer, los llamé a los dos.

 

Por supuesto, le pedí a Charlotte-san que cuidara de Emma-chan.

 

Emma-chan me tendió la mano, pero tuve que evitarla para que los demás la vieran.

 

Ah, sí, una cosa más.

 

—Oh, sí, Charlotte-san, ¿podrías acompañar a Shinonome-san?

 

—¿¡Eh!?

 

Cuando le pedí a Charlotte-san que la acompañara, Shinonome-san se sorprendió y vio mi cara.

 

Sin embargo, fingí no darme cuenta y continué la conversación.

 

—Tengo que regresar a la sala de profesores para devolver la llave, así que primero acompañaré a Shinonome-san.

 

—¡Oh, sí!...

 

Cuando le hice una señal con un guiño, Shinonome-san sonrió y asintió entendiendo.

 

En momentos como estos, sabe leer bien las situaciones y eso se lo agradezco mucho.

 

—Shinonome-san, ¿vendrás conmigo?

 

—¿Puedo ir contigo?...

 

—Por supuesto que somos amigos.

 

—¿¡Eh!? ¡Gracias!...

 

Cuando se le consideraba un amigo, Shinonome-san sonreía felizmente.

 

Luego, se acercó a Charlotte-san con pasos ligeros.

 

—Muy bien, Aoyagi-kun, volveré más tarde.

 

—Aoyagi-kun…, nos vemos…

 

Ambos dijeron eso y me saludaron.

 

Solo Emma-chan estaba en los brazos de Charlotte-san, todavía tratando de estirar ambas manos, sin querer darse por vencida…

 

Después de eso, me separé de los tres y fui a la sala de profesores para devolverle las llaves a Miyu-sensei.

 

 

Cuando el festival deportivo llegó a su fin, Charlotte-san y yo hicimos fila para entrar.

 

A continuación, se disputará una prueba de relevos por equipos mixtos masculino y femenino.

 

Por cierto, el evento de lanzamiento de pelota en el que participamos Charlotte-san y yo transcurrió sin problemas y obtuvimos el segundo lugar.

 

—Es raro tener un evento que no otorgue puntos, ¿verdad?

 

Charlotte-san, que estaba a mi lado, sonrió feliz y me dijo eso.

 

Como no era muy buena en los deportes, por supuesto, los eventos que no afectaban los puntajes de la clase eran muy divertidos para ella.

 

—Este evento se trata como una competencia entre clubes. El objetivo de este evento es que los chicos y las chicas se lleven bien entre sí, por lo que no parece que se otorguen puntos, por lo que no hay peleas ni para los niños. Obligar a las chicas a correr, eso es lo que pienso.

 

Si se otorgaran puntos según la clasificación, podría dar lugar a peleas o hacer que los chicos presionen demasiado a las chicas para que corran.

 

Quizás evitaron tal riesgo.

 

—¡Estoy feliz con eso!

 

—Sí, disfrutémoslo.

 

Como no hay necesidad de competir, podemos divertirnos de manera informal.

 

Sin embargo…, incluso si Charlotte-san y yo estamos bien, no hay garantía de que todo salga según lo planeado.

 

—No me gusta esto…

 

—Realmente este evento es innecesario.

 

—Preferimos a Charlotte.

 

—¿Qué? ¡Vaya, eso es terrible!

 

A nuestro alrededor, especialmente entre los estudiantes, muchos se quejan de no poder formar pareja con la pareja que desean.

 

Por supuesto, verse obligado a entablar una relación, en lugar de fortalecerla, en realidad podría empeorarla.

 

Esta situación es un poco peligrosa…

 

Fue entonces que una voz sonó desde otra parte de la alineación.

 

—Vamos, vamos, no te quejes así. Nos divertimos hace un momento, así que divirtámonos hasta el final.

 

Cuando aparté la mirada, vi a una chica hablando con todos mientras aplaudía.

 

Era Shimizu-san, quien siempre quiso mejorar el ambiente en clase.

 

En momentos como estos, se podía contar con ella.

 

Dado que Shimizu-san era el centro de atención antes de la llegada de Charlotte-san, casi no había estudiantes que se atrevieran a ir en su contra.

 

Mientras observaba a la chica, le transmití el código visual a Akira que estaba detrás de mí.

 

—Pero, aun así, Sasa-chan…

 

—¿Pero qué? Si decimos algo no deseado como ese, quienes lo escuchen sólo se sentirán incómodos, ¿verdad?

 

Shimizu-san reprendió a las chicas que se quejaban.

 

—Sí, sí, tal como dijo Shimizu-san. ¿Por qué estamos peleando entre nosotros? Miyu-sensei se enojará, ¿sabes?

 

Entonces, quien la apoyó fue Akira.

 

Los estudiantes que estaban siendo reprendidos por las dos personas que estaban en el centro de la clase, parecían incómodos y desviaron la mirada.

 

Espero que no peleen más entre ellos y que todos los estudiantes formen una fila ordenada.

 

Afortunadamente, hemos evitado una situación peor.

 

Miré ligeramente hacia la izquierda.

 

Allí estaba Miyu-sensei, que se cruzó de brazos, mirándonos.

 

Si hubiera llegado unos minutos tarde, no sé qué les habría pasado a las personas que estaban peleando antes.

 

Miyu-sensei seguro que es confiable.

 

—Así es —dije.

 

—Sí, ambos son confiables —dijo Charlotte a mi lado con admiración y yo estuve de acuerdo.

 

Quizás gracias a esas dos personas, la situación podría aliviarse de inmediato.

 

—Hola, Aoyagi-kun.

 

¿Mmm?

 

¿Por qué de repente habla inglés?...

 

—¿ Qué pasa? —pregunté.

 

—Pensé que es cierto que si hay alguien que desempeña el papel de antagonista, la situación se puede calmar fácilmente, sin embargo, eso no significa que no haya otra manera, ¿verdad?

 

—[...].

 

Miré en silencio a Charlotte.

 

Luego, sonrió gentilmente.

 

—Aoyagi-kun, si tú y Shimizu-san trabajan juntos con Saionji-kun, por supuesto que Shimizu-san puede calmar la situación sin ser la malo, ¿verdad? Por supuesto, yo también ayudaré.

 

Oh, ya veo… De repente usa el inglés para aconsejarme y que no me escuchen los demás.

 

Naturalmente, también habló en voz baja.

 

Es cierto, Shimizu-san tiene la capacidad de leer muy bien los estados de ánimo y las situaciones.

 

Akira también es conocido por su diversión y habilidad como atleta que inspira a todos. Mientras tanto, Charlotte también tiene la reputación de ser la estudiante más popular de la escuela en este momento. Si Charlotte también estuviera allí, entonces podríamos superar la situación con bastante facilidad.

 

Pero…

 

—Lo siento, Charlotte-san. Shimizu-san y yo tenemos puntos de vista diferentes, por lo que puede ser difícil —dije.

 

Ella priorizó la atmósfera sobre el futuro, mientras que yo prioricé el futuro sobre la atmósfera.

 

Entonces, tal vez habrá momentos en los que no tengamos la misma opinión.

 

Pero…

 

—Todo estará bien —dijo Charlotte de repente, parecía creer realmente en Shimizu-san.

 

¿Por qué tenía tanta fe en Shimizu-san, a pesar de que se había metido en una situación desagradable con ella en la casa de té en aquel entonces?... La profundidad de su corazón es extraordinaria.

 

—Lo consideraré —respondí simplemente.

 

Decidí bajar el tono de la situación porque sentí que esta conversación sería difícil si continuaba.

 

Sin embargo, Charlotte de repente bajó la cabeza.

 

—[…] Parece que mis palabras todavía no pueden alcanzarte, ¿eh?… —murmuró.

 

No podía entender lo que estaba diciendo, pero debió murmurar algo en reacción a mi negativa.

 

No sabía si debía responder o no, pero parecía que ella hablaba más sola, así que decidí no preguntar.

 

Sería un problema si esta conversación continuara.

 

Sin embargo, Charlotte volvió a levantar la cabeza.

 

—Lo siento, dije algo innecesario antes de que comenzara el evento. Hagamos nuestro mejor esfuerzo en el evento de relevos por equipos.

 

Su hermosa sonrisa no cambió a pesar de que tenía algo en mente.

 

Era increíble que pudiera contener la expresión de su rostro.

 

Entonces, le devolví la sonrisa.

 

—Sí, hagamos nuestro mejor esfuerzo.

 

Después de eso, ambos corrimos vigorosamente en la prueba de relevos por equipos y, como resultado, cruzamos la línea de meta en segundo lugar.

 

Luego, gracias a la acción de Akira en el último evento, que fue la carrera de relevos por equipos, el equipo azul logró tomar el primer lugar y nuestra clase D ocupó el primer lugar entre los estudiantes de segundo año.